domingo, 18 de julio de 2010

Mitología de la Luz en la Catedral de Cuenca

MITOLOGÍA DE LA LUZ
La Arqueoastronomía es el estudio del conocimiento astronómico de culturas antiguas: Descubrir si una civilización observaba el cielo, cuál era su calendario, si orientaba las tumbas y los templos de una manera determinada, etc. Si se comparan patrones astronómicos en diferentes culturas se puede saber si han estado en contacto entre ellas y cómo ha evolucionado su conocimiento astronómico.
Existen diferentes tipos de estudios arqueoastronómicos. Los diagramas de orientación de templos, por ejemplo, representan su ubicación respecto al horizonte y permiten ver si hay un punto hacia el que los templos se orientan preferentemente o si su distribución es aleatoria.
Los parámetros astronómicos más utilizados por civilizaciones antiguas para la ubicación de yacimientos son los solsticios de verano e invierno y el equinoccio.
Las relaciones astronómicas no se refieren sólo a la orientación de un edificio, sino también a que ocurra un determinado fenómeno en un momento determinado del año, en dicho lugar. Por ejemplo, que el Sol entre directamente en el interior de un templo coincidiendo con el solsticio o el equinoccio. Si sólo ocurre en un sitio, puede ser por casualidad, pero, si ocurre en varios pertenecientes a la misma cultura, tiene seguramente una razón de ser.
La entrada de luz en los templos se viene dando desde la cultura Egipcia. Los templos solares estaban orientados de manera que, en el día más largo del año, en el orto y en el ocaso, un rayo de sol atravesaba un pasadizo que comunicaba con el interior del santuario. En las catedrales góticas ocurre algo parecido: el día 21 de junio (solsticio de verano), un rayo llega al Transparente. Así ocurre en la catedral de Chartres (Francia). Este fenómeno se da, en la Catedral de Cuenca, al alinearse el sol con el óculo central de la girola, llegando su luz al Transparente, pero con la particularidad de que el fenómeno se efectúa, del 19 al 22 de mayo y en el ocaso se realiza del 19 al 22 de junio, entrando la luz por el rosetón de la fachada principal hasta el transparente del altar mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada