miércoles, 11 de octubre de 2017

El sentido civilizador de España en América

Una efemérides digna de ser recordada 


Mañana, 12 de octubre celebramos el día de la Fiesta Nacional. Se estableció como tal por ley de 18/1987 y recoge la efeméride histórica del descubrimiento de América. Cristóbal Colón llegaba el 12 de octubre de 1492, a la isla de Guananí en el archipiélago de las islas de las Bahamas.
El nombre que se le ha dado a esta festividad ha ido cambiando con los tiempos. Primero se le denominó "El día de la Raza", después el "Día de la Hispanidad" y desde 1987 hasta la actualidad, para los españoles es el "Día de la Fiesta Nacional", establecida por el Decreto de l 18 de diciembre de 1987.

Es a Colón a quien en justicia cabe el honor del descubrimiento en su aspecto teórico e inicial. Ya que en el aspecto práctico, lo ha de compartir con la nación que hubo de animarle y protegerle, cuando el resto del mundo pensó que era una iniciativa absurda, teniendolo como un desdichado visionario. Por otra parte, cuando ya en las caraberas, tiene Colón un momento desafortunado ante la actitud desesperada de la tripulación, son los Pinzón quienes ponen a la ciaboga en su sitio; y le animan a seguir adelante. Es en este momento trascendental, cuando se da la posibilidad del descubrimiento. Sin la entereza social de aquellos bravos capitanes españoles, el hecho asombroso no se hubiera producido por aquel entonces; y la existencia de un nuevo mundo hubiera quedado en el más absoluto desconocimiento, quizá por larguísimo tiempo.

El honor de dar al mundo un nuevo continente, pertenece en una u otra forma a España. y no sólo el descubrimiento, sino su continuación en una empresa que durante varios siglos ha sobrepasado a la que cualquier otra nación haya podido realizar en región alguna de la Tierra. Es una historia que verdaderamente fascina y sorprende. Existía un viejo mundo y de repente, como de arte de magia, se halla un mundo nuevo, constituyendo el hecho el acontecimiento más importante de la historia de la humanidad.

Y es de  notar en honor a la verdad, que todo el espíritu de empresa, todo el espíritu de sacrificio se concentró en nuestra nación que no era, ciertamente, ni la más rica ni la más fuerte de las naciones de la época.

Nuestros audaces capitanes, unido y emparejados con nuestros misioneros, tomaron ante sí la importante tarea de coordinar los descubrimientos de nuevos conglomerados humanos con su incorporación a la vida civilizada.

Bajo la égida de Cortés, Pizarro, Ponce de León, Alvar Núñez, Cabeza de Vaca y tantos otros caudillos españoles recorrieron el nuevo mundo; y fundaron colonias, una nueva generación antes de que los restantes pueblos sentaran su planta en aquellos territorios. Singularmente, Alvar Núñez, había hecho, a pie, un escalofriante recorrido a través de la América del Norte, desde la Florida hasta el Golfo de California.

La primera población inglesa  que en esta regiones no fue fundada hasta 1607; y para esas fechas los españoles estaban establecidos de modo permanente en la Florida y Nuevo Méjico, al par que dominaban un vastísimo territorio más hacia  el Sur.

España había descubierto y colonizado el nuevo mundo, desde el nordeste de Kansas hasta Buenos Aires y desde el Atlántico al Pacífico. En el momento en que Inglaterra estableciera una, pequeña factoría en Virginia, los españoles poseíamos la mitad de Norteamérica, todo el territorio mejicano, el Yucatán y otros países de la América Central y Meridional.

También a España no sólo alumbrar al mundo más de veinte naciones que son nuestro orgullo al otro lado del Atlántico, sino llevar todo lo que en aquel entonces, era dado proporcionar, allí con loa españoles, fundaron las primeras iglesias y las primeras universidades. Instituyeron las primeras imprentas y publicaron los primeros libros.

Y en pleno siglo XVII ya los españoles habían hecho un ensayo periodístico en Méjico.

Una característica peculiar de la actuación española en aquellos territorios es el alto espíritu  humanitario y de progreso que llevó en marcha instrucciones desde el principio hasta el fin. No importa que alguna historia deliberadamente de formadas, que surgen, precisamente en los momentos en que haremos algo que esta bien y que por ello moleste a los demás, hayan tratado de presentar la actuación de España como desafortunada para con los indígenas. La  verdad reconocida por el tiempo y presentada por historiadores de indiscutible probidad, demuestran cómo la legislación española amparaba a los indígenas de aquellos territorios, era muchísimo más extensa, humanitaria, comprensiva y sistemática que la de otras menciones  europeas para sus colonias.

Los maestros, y los misioneros españoles enseñaron la lengua de Castilla y la religión de Cristo, desde el año 1521 hubo escuelas para los indios en donde España ejercía este doble apostolado en una proporción de mil a dos, respecto la ejercitada por otras potencias. En 1575 casi un siglo antes de que hubiera una sola imprenta en los territorios ocupados por otras naciones, había impreso en la ciudad de Méjico multitud de libros en doce dialectos indios; y tres universidades españolas tenían más de cien años de existencia y actuación ininterrumpida cuando fue fundada la de Harvard.

Estos territorios un día unidos  a España los vió partir dolorida; pero también gozosa, sintiendo el legítimo orgullo de haberlos puesto en condiciones de afrontar por ellos su desvinculación.

Así surgieron más de veinte naciones americanas `por las que los españoles sentimos siempre especial predilección.
Cuenca, 12 de octubre de 2017
José María Rodríguez González. Profesor e investigador histórico

Mirada de ángel. Catedral de Cuenca. Conferencia en la Asociación Ágora

El día 23 de octubre a las 20:00 horas en la Asociación Ágota de Cuenca. Impartirá la conferencia el profesor e investigador histórico: José María Rodríguez González.  Bajo el título: MIRADA DE ÁNGEL. CATEDRAL DE CUENCA.


El profesor hará un recorrido por el mundo del arte angelical que posee la Catedral conquense.
La representación de los ángeles, tanto en la pintura como en la escultura, debe considerarse espejo y síntesis de la época que fue realizada y de la evolución técnica y cultural de su momento sin transponer su iconografía a nuestro tiempo.
Cuando visitamos la Catedral miramos sin ver, no reparamos ni atendemos a los pequeños detalles, que pasan desapercibidos, pero que denotan una gran importancia para el significado de la obra. 
Los rasgos con los que fueron dotadas las obras angelicales han permanecido detenidos en el tiempo y nos hablan de su autor, de la sociedad que habitaban las calles que hoy pisamos, de la forma de pensar de sus gentes. Cada escultura angelical es una sugerencia para echar a volar nuestra imaginación, una invitación a detenernos a observar.
Esta conferencia esta trazada para descubrir las múltiples formas que los artistas eligieron para hacer posible la visión de los espíritus puros,  libres de materia y de naturaliza inmortal que son los ángeles. El hombre los materializo y representó desde los primeros tiempos del cristianismo, teniendo una gran influencia de la cultura grecorromana, comenzando por el nombre de ángeles, que procede del griego, cuyo significado es: "Mensajero".

Cuenca, 02 de septiembre de 2017

miércoles, 4 de octubre de 2017

Visitas guiadas por la Catedral de Cuenca. Arcángeles del siglo XIII



Este sábado, día 7 de octubre a las 11:00 horas realizaremos una visita guiada por los arcángeles del siglo XIII. Desde el Coro de la Catedral iremos siguiendo las figuras de los arcángeles del llamado falso triforio o ándito.

Como complemente a la presentación del libro “Arcángeles del siglo XIII. Catedral de Santa María de Cuenca”, el autor del libro José María Rodríguez González, ira explicando las características de cada arcángel.
Para su mejor apreciación es recomendable llevar prismáticos.

Luego quien lo desee podrá subir a la parte posterior del triforio y terminar así la visita. Para su acceso deberá sacando el tiket en el punto de atención de la entrada a la Catedral.
Creo que merece la pena el subir para observar la impresionante vista de la nave central o nave Rey de la Catedral.

martes, 26 de septiembre de 2017

Presentación del libro "Los Arcángeles del siglo XIII"


Arcángeles del siglo XIII. Catedral de “Santa María” de Cuenca, con este título se presenta el nuevo trabajo realizado por el profesor e investigador D. José María Rodríguez González, el miércoles día 4 de octubre a las 18.00 horas, en la Sala Capitular de la Catedral de Cuenca.

Portada del libro
En el libro el autor aborda las características de los doce arcángeles del falso triforio, diez visibles, el Ángel Custodio que quedó detrás del órgano del Evangelio y el desaparecido en el incendio del año 1767, que se originó en la Torre del Ángel y que afectó a parte de la sillería del coro y al primer arcángel del triforio del lado de la Epístola, llegando a desaparecer por completo.

A través de los atributos que portan han sido identificados y se les ha dado el nombre que les corresponde, junto a la misión que les fue encomendada al principio de los tiempos por el Creador, descifrando la utilidad catequética que expresa cada uno de ellos. Al igual que en la literatura del siglo XIII las enseñanzas que abordan son esencialmente las funciones de los ángeles, siendo estas: La de mensajeros, la de auxiliadores y la de portadores de almas.

Sólo invitarles a esta exquisita presentación y a embelesarse con cada arcángel de corte oriental que los identifica como las esculturas más antiguas de nuestro Templo Magno.

sábado, 23 de septiembre de 2017

San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia Celestial.


El día 29 de septiembre celebramos la festividad de San Miguel Arcángel. El calendario nos recuerda la festividad como “Los Santos Arcángeles”.

La fiesta se centra en tres arcángeles principalmente: Miguel, Gabriel y San Miguel. Son los nombres con los que la Sagrada Escritura los presenta como príncipes de la corte celestial. Cada uno de ellos se les designó un compromiso. A Miguel la defensa de los intereses Divinos ante la rebelión de los ángeles caídos; Gabriel fue enviado por Dios en misiones como el anunciar a la Virgen María el misterio de la Encarnación y su maternidad divina; Rafael acompañó a Tobías en su camino y curó a Sara de la posesión diabólica que tenía.
San Miguel Arcángel. Catedral de Cuenca
Estamos viviendo una nueva época en la que está resurgiendo la admiración a los ángeles. En el mercado medieval de estos días, en la celebración de la conquista de Cuenca no pasó desapercibido un puesto dedicado a los ángeles. Se vendían angelitos de plata, de cuarzo y de otros metales. Hay que tener cuidado con estas cosas, se puede caer en la tentación de dar a los ángeles atributos que no les corresponden, convirtiéndolos en amuletos que pueden hacernos caer en una idolatría.

No hay duda que los ángeles son importantes en la Iglesia y en la vida de los católicos, pero recordemos que son criaturas de Dios, no podemos igualarlo a Él, no adorarlos.
Para recordarlos la Iglesia ha puesto esta festividad, pues a través de ellos podremos alcanzar muchas de las gracias que son necesarias para nuestra salvación, recordemos que Dios nos designó un ángel custodio para ayudarnos en el caminar de cada día.
Recordemos que debido a su naturaleza espiritual, no podemos ver a los ángeles ni nuestros sentidos captarlos, pero en algunas ocasiones, mediante la intervención de Dios se han podido ver y oír. Aquellas personas que han tenido esa suerte su reacción ha sido de asombro y de respeto, la Biblia nos relata las experiencias de los profetas Daniel y Zacarías que tuvieron con los ángeles.

La representación artística de los ángeles en el cristianismo data del siglo IV, representándolos con forma humana y un siglo después fueron pintados y esculpidos con alas, para simbolizar la prontitud en llevar a los hombres el Mensaje y la Voluntad Divina. 
La Catedral de Cuenca posee una gran cantidad de ángeles, tanto en escultura como en pintura, desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII, las obras que alberga dan una idea del proceso evolutivo del arte a través de estas imágenes angelicales.

Las apariciones de ángeles, que más se popularizó fue, la del arcángel San Miguel en la gruta del Monte Gargamo. Fueron cuatro las apariciones, la primera el 8 de mayo  del año 490; la segunda, el 19 de septiembre de 492; la tercera el 29 de septiembre de año 493 y la cuarta el 22 de septiembre de 1655 por motivo de la peste que se produjo en el Reino de Nápoles.
Faggia es una provincia de la región de Apulia en Italia, en 1655 la peste negra llegó afectar a los habitantes del Monte Gargamo. El peligro para Manfredonia y el Monte San Angelo fue grande. El Obispo, Mons. Giovanni Alfonso Puccinelli vio que los medios humanos para luchar contra la peste eran ineficaces por lo que fue en peregrinación con el clero y la gente del pueblo a la Sagrada Gruta. Después de horas en oración, de lágrimas y súplicas, al amanecer del 22 de septiembre, el obispo vio aparecer al Arcángel San Miguel en un esplendor y le dijo: “Sepa oh pastor de estas ovejas, que he obtenido de la Santísima Trinidad la gracia de que cualquiera que utilice con verdadera devoción las piedras de mi gruta, alejará de su casa, de la ciudad y de cualquier lugar la peste, contad a todos esta gracia Divina. Vosotros bendeciréis las piedras, esculpiendo sobre ellas la señal de la Cruz con mi nombre”.

Así hizo el Obispo y la peste desapareció del pueblo de Monte San Angelo y por ello y para recordar tal hecho sus gentes levantaron un obelisco sobre la antigua plaza de la ciudad, que todavía existe, con la inscripción: “Al Príncipe de los Ángeles, vencedor de la peste, patrón y tutelar monumento de eterna gratitud, Alfonso Puccinelli”. 
Más cercano a nuestro tiempo tenemos otra aparición de San Miguel, en el año 1750. A la monja carmelitana, Antonia Astónaco, de Portugal, le reveló que deseaba ser invocado mediante la recitación de nueve salutaciones. Esta invocación recibió el nombre de Coronilla de San Miguel Arcángel o Rosario de los Ángeles.
Coronilla de San Miguel
La devoción se propagó a lo largo de otros países. El Papa Pio IX concedió indulgencias a quienes rezaran la coronilla. La coronilla consiste en recitando un padrenuestro y tres avemarias por cada salutación, hasta nueve veces. Para llevar las cuentas existe una especie de rosario, pero con las cuentas necesarias para su rezo.

 El 13 de octubre de 1884 el Papa León XIII experimentó, durante la celebración de la  misa, una visión en la cual vio a Satanás y a sus demonios desafiando a Dios, diciendo que podía destruir a la Iglesia si quisiera. Vio entonces aparecer a San Miguel lanzando a Satanás y sus legiones al abismo del infierno. Después llamando a su secretario, le entregó un pergamino donde estaba escrita una oración que debería ser recitada después de cada misa, hecho que se ha venido haciendo hasta la celebración del Concilio Vaticano II.
La oración es esta:
San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del diablo. Que Dios manifieste sobre él su poder, esa es nuestra humilde súplica; y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén”.

Feliz fiesta de “Los Santos Arcángeles” y felicidades a los que llegan el nombre de Miguel, Gabriel y Rafael.

Cuenca, 29 de septiembre de 2017

José María Rodríguez González. Profesor e investigador histórico.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Comenzamos un nuevo curso escolar


El inicio de curso escolar para un docente

Siento la fuerza de empuje que como docente me induce a preparar las materias que impartiré durante este nuevo y último curso escolar para mí, después de 37 años de docencia he tomado la decisión de jubilarme.
Cada año pongo en marcha mi poder adaptador que me impulsa a centrarme en la vida estudiantil, ello me limita en ciertos aspectos, como puede ser el estudio de mis investigaciones históricas que llevo en marcha en estos momentos, pero no con ello me faltan las ganas que me impulsan curso tras curso en llegar a mis alumnos e inculcarles la responsabilidad de hacer en cada momento de la vida aquello que se debe hacerse, ahora como estudiantes y en un futuro próximo, como ciudadanos de provecho para una sociedad cambiante y dinámica como es la nuestra, la época que nos ha tocado vivir.

Mi esfuerzo se ha encaminado y se encamina, a que mis alumnos entiendan que cada momento que transcurre en nuestra vida, ya sea individual, en la familia o en la sociedad, tiene una repercusión directa en muestra propia historia, de la que somos protagonistas.

Mi mayor empeño siempre ha sido el dejar huella por donde he pasado, con el trabajo bien hecho.

Ser profesor es una labor especial y comprometida, desde el día que tuve delante al primer grupo de alumnos, allá por el año 1981, me vi identificado con la enseñanza y durante estos años he intentado ser un docente respetado, tanto por mis propios compañeros como por mis alumnos, que año tras año han pasado por mi aula.

Mañana comenzamos el nuevo curso escolar y os deseo a compañeros y padres un buen años académico.

Cuenca, 13 de septiembre de 2017

José María Rodríguez González. Profesor e investigador histórico.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Arcángeles. Artículo en La Tribuna de Cuenca


Hoy nos brinda el períodico de La Tribuna de Cuenca, en la contraportada, la entrevista que me hizo el periodista José Monreal, sobre el tercer libro que he escrito sobre la Catedral. El Primero fue Manto de Luz, el segundo Iconografía e iconología de la Catedral de Cuenca y este último "Arcángeles del siglo XIII. Catedral de Santa María de Cuenca".

Gracias a José Monreal por el interés mostrado por el nuevo libro que en breve será presentado al público conquense.




Cuenca, 9 de septiembre de 2017