sábado, 28 de junio de 2014

Cuenca por el Sagrado Corazón de Jesús


FESTIVIDAD DEL CORAZÓN EURARÍSTICO DE JESÚS

Ayer desfiló por las calles del casco antiguo la procesión del Sagrado Corazón de Jesús, partiendo de la parroquia del Salvador.

Desfile procesional del Corazón de Jesús
En todos los tiempos y en todas las naciones se ha representado el amor simbolizándolo en un corazón y ésta fue la idea de Jesús al revelarle a las Santa Benedictinas Gertrudis de Helfa y Matilde de Hackeborn primeramente y después a su confesor de Paray-le-Monial, Santa Margarita, la devoción que en los últimos tiempos había de caldear al mundo enfriado en el divino amor. De ahí que la devoción al Sagrado Corazón de Jesús consiste en adorar el amor de Cristo, adorando el símbolo material de este amor, que es el corazón.

Adoración al Sagrado Corazón de Jesús. Detalle andas
En la aparición de Jesús a Santa Margarita le dice que quien orara con devoción al Sagrado Corazón de Jesús recibiría muchas gracias divinas. Hay una fecha concreta en que esta devoción pasó a vivirse con un mayor fervor y es el 27 de diciembre de 1773 cuando el confesor de Santa Margarita, creyendo en su declaración propagó la devoción. Los jesuitas extendieron por el mundo a través de los miembros de la Compañía. Con la llegada de Felipe V la devoción se reafirma por la carta que escribe Benedicto XIII en 1727, pidiendo Misa y Oficio propio al Sagrado Corazón de Jesús, para todos sus Reinos y Dominios.

La consagración pública de España al Sagrado Corazón fue hecha primero por Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria y después por el rey Alfonso XIII que lo haría de forma oficial en Getafe, en el Cerro de los Ángeles, centro geográfico de la Península Ibérica.  

Cuenca prometió al Sagrado Corazón de Jesús en el Acto de Consagración de la Ciudad, celebrado el 16 de junio de 1940: “Cuidaremos de tus cosas para que Tú cuides de las nuestras”. El Señor ha cumplido su parte con divina magnanimidad… ¿Y nosotros qué?

Cuenca, 28 de junio de 2014

José María Rodríguez González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada