martes, 10 de mayo de 2016

La llegada de los rayos del Sol al Transparente, un hecho anual en la Catedral de Cuenca

TEOLOGÍA DE LA LUZ EN LA CATEDRAL DE CUENCA

Del 19 al 22 de mayo se apreciará la llegada de los rayos del Sol a la capilla del Transparente donde se situó, en el siglo XVIII, la urna de los restos del Patrón San Julián.

Se llama teología de la luz o metafísica de la luz a la corriente de pensamiento de la filosofía del Medievo que identifica la luz con la belleza divina. Su máximo desarrollo fue durante los siglos XIII y XIV. Se desarrolla dentro de la filosofía escolástica y aristotélica. Estas teorías influyeron en el arte medieval, principalmente en el gótico.

Transparente de la Catedral de Cuenca
La luz como un tipo de belleza se puede identificar desde la antigüedad. En antiguas religiones se identificaba la deidad con la luz, como el Baal semítico y el Ra en Egipto.

Si consultamos la Biblia vemos que con la frase “hágase la luz” comienza el Génesis (Gn. 1,3) y continúa diciendo: “Dios vió que la luz era buena” (Gn. 1,4). El Nuevo Testamento identifica la luz con Dios y Jesús afirmó “Yo soy la Luz del mundo, aquel que me siga no andará en las tinieblas, pues tendrá la Luz de la vida” (Jn. 8,12).

Como he dicho la luz cobró una gran relevancia en la arquitectura gótica, permitiendo construir edificios repletos de luz,adquiriendo una importancia tanto estética como simbólica. La mayor relevancia fue en el arte de la vidriera que tuvo un gran desarrollo en esa época. Los grandes ventanales permitían matizar la luz que entraba por ellos, creando fantásticos juegos de colores que fluctuaban en las distintas horas del día, reflejándose de forma armónica en el interior de los templos como ocurre en la Catedral de Cuenca con las actuales vidrieras.
Circulo megalítico de Stonehenge
Año tras año con la llegada del solsticio de verano se dan efectos luminosos en distintos lugares del mundo como en el famoso círculo megalítico de Stonehenge, al que acuden todos los años miles de personas para presenciar el fenómeno luminoso que se produce: “al amanecer el sol surge entre las enormes piedras  sarsen”.

En Francia el más conocido es el que se dá en la catedral de Chartres. Cada año coincidiendo con el solsticio de verano, un rayo de luz atraviesa la vidriera dedicada a San Apolinar e incide exactamente sobre el clavo presente en la baldosa. En ocasiones es difícil descifrar el mensaje sagrado, no ocurre eso en otras ocasiones como por ejemplo en el templo románico de Santa María de Obarra, en el pirineo oscense, allí cada año el fenómeno se repite. Los primeros rayos del Sol atraviesan la ventana del ábside de la cabecera formando un  potente haz luminoso que impacta justo en el centro del altar. Este hecho fue sin duda buscado por los constructores para reforzar el mensaje de los oficios litúrgicos.

Estos efectos luminosos están ligados a la orientación de los templos estableciéndose una relación entre la fábrica con el Cosmos. En la antigüedad los templos tenían la puerta de entrada mirando al Este, de esta forma al salir el Sol sus rayos iluminaban la estatua de la deidad, así sucedía en el templo de Ramsés II.

Momento de centrarse los rayos del Sol sobre
el transparente de la Catedral de Cuenca
En la era cristiana la orientación cambia. En el concilio de Nicea (325) se establece que la entrada a los templos sea el Oeste, porque es el lugar de menos luz, simbolizando al mundo pagano, el mundo de la oscuridad. Al entrar avanzamos hacia la luz en una progresión sagrada, como recorriendo un camino que conduce a la Ciudad Divina donde brilla el Sol de la Salvación, el Este.

El 21 de junio, Solsticio de verano, el Sol se alinea con el ventanuco que hay en la girola y éste con el óculo de la capilla del Transparente haciendo llegar los rayos del Sol a lo más profundo de la Catedral.

En el siglo XV, el obispo de Cuenca Lope Barrientos, decide ampliar la girola haciéndola doble, eso conllevó el cambio de lugar de la ventana por donde entraban los rayos de Sol el 21 de junio y ello produjo al cambio de fechas del efecto luminoso. Fue en el estudio que llevé a cabo en el año 2008, bajo el título “Manto de Luz”, donde dí a conocer el nuevo momento en el que se produce “el Milagro de la Luz”, que es desde el día 19 al 22 de mayo, sobre las 9:45 horas. Este año, es jueves, el día 19 y se seguirá, sucediendo hasta el día 22, domingo.


Os invito a subir a la Catedral y ser testigos de tal impresionante acontecimiento anual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada