jueves, 19 de diciembre de 2013

Palacio de la Diputación de Cuenca. Primeros años de su puesta en servicio


EL PALACIO DE LA DIPUTACIÓN DE CUENCA. SEGUNDA PARTE

Se quedaron pendientes algunas cosas interesantes de contar y creo que es de interés público el  tener conocimientos de los primeros tiempos de esta magnífica construcción, de sus instancias y utilidades que paso a describir.
Palacio de la Diputación en 1928
 Como os conté, el palacio fue construido en el antiguo campo de San Francisco. En este mismo lugar se construyó el parque de la “Glorieta” por prestación personal, por iniciativa de D. Luis Pérez.

Más tarde y en estos jardines, se levantó el Palacio Provincial de la Diputación. Las obras se iniciaron el 6 de junio de 1881, dirigió las obras el arquitecto D. Rafael Alfaro.
 Este edifico está construido con piedra de sillería, con balconada de mármol blanco. Al lado izquierdo del edificio se instaló una fuente de piedra, labrada por José Tórtola.
Cuenta  Basilio Martínez Pérez, que el palacio tenía numerosas y confortables habitaciones, destacando entre ellas, el saloncito rojo y el amplio salón de actos, construido y decorado por los artistas conquenses Lesmes Ruiz y Marcelo Usón, bajo la dirección del arquitecto provincial, que en aquellas fechas era D. Roberto García Ochoa.
Palacio de la Diputación. Año 2013
La soberbia escalinata central, está construida con mármoles de la provincia. En lo alto, se encontraba colocado un lienzo al óleo, de grandes dimensiones, escena de la representación de la conquista de Cuenca, original del expensionado pintor conquense Benito Chust y un busto del Obispo Palafox, en escayola bronceada, debido al escultor Croy de Abre.  En distintas salas y en algunos corredores se fueron colocando los cuadros de artistas pensionados.
En las salas de su planta baja, se inauguró en el mes de mayo, de ese mismo año, una escuela de Artes y Oficios. La escuela fue creada con miras a un ensayo para ver si daba buen resultado en la formación de profesionales, dice la crónica de la época que fueron óptimos los resultados que se obtuvieron. Los profesores que la integraban fueron: D. Manuel López, director, Catedrático de Física y Química del Instituto Nacional; D. Luis Marco Pérez, escultor laureado, profesor de Modelado y Dibujo Artístico; D. Manuel Alique, licenciado en Ciencias, profesor de Matemáticas, y D. Joaquín Buendía, pintor y maestro nacional, profesor de Dibujo lineal, Gramática y Caligrafía.
A sus clases asistieron gran cantidad de alumnos y al final de cada curso, se celebraban exposiciones con los trabajos realizados: exposiciones que eran visitadas por gran número de ciudadanos.
Alrededor  del edificio se disponía de unos jardines de regular extensión, primorosamente cuidados y en el interior de ellos se alzaba un templete de bella traza, donde  celebraba conciertos la Banda Provincial, dirigidos por entonces, por el popular maestro Nicolás Cabañas.
Espero que estas letras hayan servido, para conocer un poquito más esta ciudad de Cuenca que los conquenses nos sentimos orgullosos de ser hijos de ella.
José María Rodríguez González
19 de diciembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada