sábado, 14 de febrero de 2015

El corazón de una Catedral


El símbolo del amor en la catedral de Cuenca

Un día estando en la Plaza Mayor sentado con mi abuelo en el murillo, cerca de la fuente, una niña se nos acercó pidiendo que le ayudáramos a coger un poco de agua ya que ella no llegaba. Mi abuelo sacando un vaso plegable del bolsillo me lo dió y me invitó a subirme a la fuente para tomar agua para ella. Cuando se alejó la niña me insinuó si era de mi complacencia y le dije que era muy guapa, contestándome que no pasaría mucho tiempo en que se despertaría en mí el amor. Diciendo que el amor es lo más importante que Dios nos ha dejado al hombre y que seremos juzgados por el grado de cumplimiento que hayamos hecho de él en nuestra vida. 


Heráldica del canónigo
Martín de Huélamo
Seguidamente me preguntó ¿Sabes cuál es el símbolo del amor? – pues el corazón. Sin pensarlo se levantó. ¡Entraremos en la Catedral y buscaremos los corazones que hay en ella! Así que iniciamos su búsqueda. Poco a poco iba apuntando en mi libreta todos los sitios donde hallamos alguno. Dos en un escudo heráldico en la reja de la capilla de San Martín, otro escudo con tres corazones sobre el escudo heráldico en una lápida en el suelo y sobre todo en imágenes de Jesús y de María.


Capilla de San Roque o del Pozo
Catedral de Cuenca
Al llegar a la capilla de la Asunción, actualmente la capilla de San Roque, me indica ¿no ves en la reja corazones? – no abuelo; fíjate bien en la reja, ¿hay corazones invertidos? ¡Sí, es cierto! Mira Josemari, al principio el corazón fue representado invertido con la punta hacia arriba.  Antiguamente la cajita o vaso donde se guardaba la Eucaristía que se daba en la comunión tenían forma de corazón, igual como el que aparece en una ilustración muy antigua francesa conocida con el nombre de Doux Regard (mirada dulce), en el siglo XIII, donde un hombre de rodillas entrega a una joven un corazón. El corazón tenía forma de una piña volteada, acorde a las descripciones anatómicas del año 1255, según la descripción del médico Avicena.
Abuelo, las granadas que tienen en su interior ¿Qué pintan ahí? Hay tres granadas, ¿verdad? la granada representa la fertilidad y la unidad que debe existir entre todos los seres de la creación, de ahí que haya tres granadas, cuyo número simboliza al mismo Creador. Había pueblos en la antigüedad que el día 21 de diciembre, la noche más larga del año, solsticio de invierno, lo celebraban comiendo granadas por ser la fecha en la que el Sol, es decir, la luz del día va aumentando, ascendiendo e iluminando y calentando cada día más a partir de esa fecha y lo hacían para que su dios les otorgara la abundancia en los meses de cosecha.

Dime Josemarí, después de lo que te he dicho ¿Qué pueden significar esos corazones invertidos con las granadas dentro? Creo que según lo que me has contado representa el amor que Dios tiene a los hombres y que es abundante y crece día a día. Respondiendo mi abuelo muy contento: ¡Eso es, muy bien!

Altar de la capilla Honda.
Catedral de Cuenca
Seguimos andando y buscando representaciones de corazones en el interior del Templo, pasando a la capilla Honda, nos sentamos al calor de la estufa y siguió hablando. No creas que la representación del corazón es de nuestro tiempo, pues ya en la civilización egipcia se conocía la importancia que tenía el corazón para el cuerpo humano y pensaban que en él residía el alma y la mente humana, incluso creían que cuando uno moría su corazón era pesado en la balanza del juicio final, poniendo en un platito el corazón y en el otro una pluma y si esa persona había llevado una vida virtuosa el corazón pesaba igual que la pluma, pasando a disfrutar de la vida eterna.


Imagen Corazón de Jesús.
Capilla Honda
 La forma figurada de como conocemos nosotros el corazón data del Medievo que se hace un uso romántico en los siglos XIII - XIV y el corazón asociado al amor es del siglo XV.

¿Te has fijado en el altar y en la imagen del Corazón de Jesús? Me hizo levantar y aproximarme a la imagen, en su pecho había un corazón con una corona de espinas en su centro y una llama en su parte superior, el mismo corazón estaba en el frontal del altar de celebración.

Tuve que explicar detenidamente lo que había observado y él añadió: La Iglesia Católica sostiene que la forma simbólica del corazón no surge hasta el siglo XVII, cuando Santa María Alacoque tiene la visión de la forma que has visto en el pecho del Corazón de Jesús.
Manifestación a Sor Margarita
No dejando pasar la oportunidad pregunté ¿Qué vió esa Santa? Bien Josemari, Sor Margarita María en 1673, estando arrodillada ante el Santísimo Sacramento, Jesús se le manifestó con el corazón abierto. El corazón estaba rodeado de llamas, coronado de espinas, con una herida abierta de la cual brotaba sangre y del interior salía una cruz, tal como lo has visto ahí.

Saliendo de la Catedral por la nave del Alba mi abuelo me iba diciendo, la catedral posee muchos corazones, tantos como personas han donado y han hecho posible tan grandioso Templo. En cada rincón, en cada capilla, en cada piedra hay un corazón de las personas que en su época pasearon por estos pasillos pisando sus baldosas de piedra, igual que tu corazón quedará impregnado de su grandeza y cada día darás algo de tu amor como tantas y tantas personas lo han hecho posible hasta nuestros días su existencia. Disfrutemos de la Paz y el amor que desprenden sus muros. La catedral fue construida con el amor de los corazones de aquellos que creen en la Eternidad de su Dios. Aquel día supe que el hombre es más grande cuanto más amor existe en su corazón.

Febrero de 2015

José María Rodríguez González. Profesor e investigador histórico



 

(*) Ilustración del fol. 41 of Ms. fr. 41 de la Sra fr. 2186, the kneeling man is an allegory of Doux Regard ("sweet gaze") handing the damsel the lover's heart. 2186, alegoría de Doux Regard ("mirada dulce")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada