sábado, 22 de marzo de 2014

BURIL Y ENSUEÑO DE UN ARTISTA. LUIS MARCO PÉREZ

El reconocimiento de la obra de Luis Marco Pérez en la Exposición Nacional y propuesta de la exhibición de su obra en los lugares públicos de la ciudad de Cuenca

Luis Marco Pérez
Pronto le vino el éxito a Luis Marco Pérez, en 1922 con veintiséis años concurre a la Exposición Nacional de Bellas Artes, obteniendo la 3ª medalla por la obra “El alma de Castilla en el silencio”. Dos años después, en 1924 vuelve a presentarse obteniendo la 2ª medalla por “Idilio Ibérico” y en 1926 logrará su culminación obteniendo la 1ª medalla con “El hombre de la sierra”, este mismo año esculpe el monumento a los soldados de Cuenca muertos en la Guerra de África, monumento situado actualmente en la plaza de la Hispanidad. En 1930 recibió la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid por la obra “El pastor de las Huesas del Vasallo”.

"Santa Cena" de 1929 destruida en la Guerra Civil en 1936
Tras el paréntesis de la Guerra Civil Española, se plantea la realización de las imágenes para los desfiles procesionales de la Semana Santa de Cuenca en 1940 y 1941 realiza las tallas de Jesús Nazareno de las seis de la mañana y la talla de San Juan Bautista. En los años siguientes firma un contrato con la recién creada Junta de Cofradías realizando en años posteriores las tallas de: San Juan Evangelista, 1941; Nuestra Señora de la Soledad del Puente, 1941; San Juan Bautista, 1941; Nuestra Señora de las Angustias, 1942; Santísimo Cristo de la Misericordia, 1942; El Prendimiento de Jesús, 1942; Santísima Virgen de la Amargura con San Juan Apóstol, 1942; Cristo Yacente, 1943; Santísimo Cristo de la Luz, Vulgo
"Descendimiento", año 1931 destruido en 1936
de los Espejos, 1943; Nuestro Padre Jesús del Salvador, 1941-1945; Santísimo Cristo de la Salud. El descendimiento, 1945; Nuestro Padre Jesús Caído y la Verónica, 1945; San Pedro Apóstol, 1946; Santísimo Ecce Homo de San Gil, 1948; Jesús de Medinaceli, San Felipe Neri, 1949; Jesús entrando en Jerusalén 1949;  La Exaltación, Santísimo Cristo del Perdón, 1951; Jesús Amarrado a la Columna, 1940-1956; El Huerto de San Esteban, 1941-1953; Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, 1951. Los pasos quemados y destruidos en el trascurso de la Guerra Civil: La Santa Cena y el Descendimiento obras realizadas en los años 1929 y 1931 respectivamente.


El Museo de Cuenca (Museo Arqueológico), es depositario, desde el 8 de abril de 1983, que le fue entregada una muestra de más de 200 obras de Marco Pérez por José Rincón, persona allegada al autor. Lleva esperando más de treinta años a ser expuesta al público para admiración y disfrute de sus paisanos conquenses: esculturas, bajorrelieves y dibujos que duermen en los almacenes de este gran museo. Por fin en estos días será expuesta parte de la obra en el Museo de Semana Santa.
Monumento a los caídos en la guerra de África

Como siempre ha sucedido y viene sucediendo, los triunfadores son homenajeados y a Marco Pérez tras su triunfo en la Exposición Nacional se le organizó un banquete que reunió a las autoridades y amistades del escultor el 29 de junio de 1924 en el casino de la Constancia de Cuenca. En el trascurso de la cena el Sr. D. Rodolfo Llopis propuso que las plazas de Cuenca fueran ornamentadas con producciones del autor. Propuesta que recogió el concejal D. Juan Romero allí presente, y el Sr. D. Cayo Conversa, como secretario de la Corporación, se comprometía al mismo tiempo a llevar la propuesta de aumentar la pensión a cinco mil pesetas por dos años más al laureado escultor.
Estas peticiones fueron reconocidas y aplaudidas por las Corporaciones y se instalaron en el parque de Canalejas (hoy parque de San Julián) las obras del autor. Siguen en la actualidad las siguientes esculturas: “El hombre de la sierra”, “Doña Gregoria de Cuba y Clemente” y la estatua de “Lucas Aguirre”. En la Antigua plaza de Cánovas (hoy plaza de la Constitución) se instaló la escultura del “Pastor de las Huesas del Vasallo”, en la actualidad en las cercanías del puente San Pablo.


Pastor de las Huesas del Vasallo
Entre los concurrentes al banquete figuraban: Don Felipe Ruiz de Lara, Don Felipe Moreno Serna, Don Segundo Manzanet, Don Santiago Llorens, Don Germán Cruz, Don Aurelio Almagro, Don Ramón Portela, Don Andrés Vívos, Don Rodolfo Llopis, Don Felipe de la Rica, Don Crédulo Escobar, Don Alejo Vera, Don Cecilio Sierra, Don Nicasio Guardia, Don Agustín Carretero, Don José Niño, Don Ángel Villacañas, Don Julián Velasco, Don Benigno de Diego, Don Miguel Larrañaga, Don Aurelio L. Malo, Don Emilio López, Don Facundo Olmo, Don Cayo Conversa Muñoz, Don Joaquín Blasco, Don José Antelo, Don Luis Marquina, Don Juan Jiménez de Aguilar, Don Julián Fernández, Don Manuel Ortega, Don Elpidio Miranzo, Don Fernando Alcántara, Don Francisco Delgado, Don Fernando García, Don Rafael Carretero, Don Fortunato Martínez, Don Juan Romero, Don César Domínguez, Don José Cano, Don Pablo Pulido, Don Ricardo Elvira, Don Antonio Alarcón, Don Mariano Zomeño, Don Julio Larrañaga, Don Luis Miegimolle y Don Antonio Guzmán.

Es de agradecer que el Museo de la Semana Santa de Cuenca homenajee a tal insigne escultor como agradecimiento al espectacular conjunto de imágenes que forman los pasos de nuestra Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional.
Cuenca, 21 de marzo de 2014
José María Rodríguez González
Profesor e investigador histórico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada